e4des

Claves para mantener la línea en Verano

13/08/2018
Claves para mantener la línea en Verano
5
6 Valoración/es

Hoy nos gustaría compartir un interesante artículo sobre las claves para mantener un poco la linea en verano.

Con la llegada del verano y las vacaciones, la mayoría de nosotros ‘desconectamos’ de la rutina y de muchas buenas costumbres… Lo que en definitiva provoca que, en materia de alimentación y ejercicio, dejemos al libre albedrío nuestro tono físico.

Es por eso que, si no queremos que la báscula nos ‘castigue’ a la vuelta de las vacaciones, debemos tener en cuenta unas sencillas pautas para estar lo más en forma posible a nuestro regreso: éstas son nuestras 10 claves para mantenernos en forma éste verano.

e4img

  • No te saltes ninguna comida: con el ajetreo del verano y los viajes es muy común saltarse alguna de las comidas. Aunque pueda parecer lo contrario, no comer no nos ayuda a mantener la línea. Los expertos recomiendan comer 5 veces al día con especial atención al desayuno, que debe ser completo (cereales, lácteos y fruta).

 

  • Los aperitivos y tapas, mejor saludables: con el buen tiempo siempre apetece tomar un buen aperitivo en compañía o ir de tapas. Sin embargo es recomendable optar por aquellas combinaciones más saludables cómo los encurtidos, un vaso de gazpacho, una tapa de jamón ibérico o las siempre socorridas brochetas de fruta.

 

  • Prepara tu comida: una alternativa saludable durante los viajes es cocinar nuestros propios menús y ‘snacks’ saludables. De esta forma, es más fácil tener el control sobre los que se come y optar por las opciones más adecuadas, como por ejemplo la fruta y la verdura cuya ingesta debe ser de al menos 5 raciones al día.

 

  • Planifica y mantén tus horarios: la planificación garantiza comidas equilibradas y evita caer en opciones improvisadas, como platos precocinados. A su vez, el mantenimiento de los horarios nos ayuda a no sucumbir en el picoteo innecesario y poco saludable.

 

  • No te pases con el ‘buffet’ libre: en los hoteles es muy común encontrar este tipo de comidas. Es importante escoger bien antes de servirse y tener en cuenta las raciones ya que la abundancia y variedad de los ‘buffets’ nos puede llevar a comer más cantidad de lo habitual. A la hora del postre, mejor servirse fruta o un solo dulce de entre todos los propuestos. Por último, es aconsejable retirarse del ‘buffet’ antes de estar lleno para evitar la sensación de pesadez.

 

  • Hidrátate sí o sí: la hidratación es fundamental en cualquier época del año, aún más si cabe en verano. El agua ayuda al correcto funcionamiento de nuestro organismo a la vez que elimina toxinas. Lo ideal es tomar en torno a dos litros de agua, aunque los zumos y frutas también suman en una buena hidratación. Llevar una botella de agua durante los viajes ayuda a hidratarse aunque no tengamos sed.

 

  • Ten cuidado con las bebidas: prestar atención a lo que bebemos es tan importante como cuidar la alimentación. No se trata de suprimir por completo este tipo de bebidas, sino de tomarlas con moderación. Siempre es mejor decantarse por bebidas no alcohólicas como zumos, batidos, cervezas sin alcohol o refrescos ‘light’. En cuanto a los ‘cocktails’, tan apetecibles durante el verano, es recomendable optar por sus versiones sin alcohol.

 

  • Los helados, mejor caseros: los helados siempre han sido muy deseados… Y temidos. Sin embargo, hoy en día existen gran variedad de productos con menos contenido calórico. Es mejor elegir aquellas opciones con alto contenido en fruta y agua o incluso elaborarlos en casa con zumo de fruta o un yogur desnatado. Es una opción que además puede resultar muy adecuada para cocinar con los más pequeños.

 

  • Aprovecha el mar y la montaña: está claro que las vacaciones nos sirven para descansar, pero no por ello deben ser sinónimo de sedentarismo. Si el destino elegido está en la costa, se puede aprovechar para caminar por la orilla del mar, hacer yoga en la arena o practicar voley o fútbol-playa. Dentro del agua existen múltiples opciones como el surf o natación. Si el destino es de interior; se puede disfrutar de la naturaleza mientras se practica senderismo, ‘running’ o bicicleta.

 

  • Tener ‘cómplices’: un elemento fundamental para no descuidar unos hábitos saludables durante el verano es implicar a toda la familia en el proceso. Los cambios bruscos y las alteraciones también afectan a todos sus miembros, por lo que es recomendable que todos puedan seguir las mismas pautas. En compañía siempre resulta más fácil y motivador conseguir tus objetivos.

Si se siguen todos estos consejos, la vuelta de vacaciones no implicará la vuelta a la dieta estricta y a pasar hambre.

Estáis avisados.

Disfrutad!

Recomendaciones:

Facebook:

Boletín de NOTICIAS:

¿Quieres recibir todas nuestras novedades en tu e-mail?

¡Suscríbete ahora!

powered by MailChimp!

Redes Sociales: